Mi viaje a Europa - Cap. 1 - Del sueño a la materialización

Actualizado: 31 mar

Actualmente, se habla mucho acerca de la búsqueda de la felicidad; algunos, tienden a buscarla fuera de sí mismos o en actividades ajenas, intentando imitar la vida de aquellas personas que parecen tan felices en las redes sociales. En mi caso, cuando en 2018 comencé mi viaje de autoconocimiento y búsqueda de la felicidad en mi interior, agregué a mi vida varias actividades que retaron mis paradigmas, y una de ellas fue viajar solo durante 3 semanas a Europa.


Mi historía con el viejo continente

Desde pequeño siempre sentí fascinación por Europa, cuando veía las enciclopedias (sí... no existía Google) siempre me sentí atraído por su belleza, sus edificaciones antiguas, su música, su cultura y su interminable historia milenaria.


Gracias a esa curiosidad de niño, y a los libros que mi padre siempre me compró, fui más allá de lo aprendido en el colegio y me interesé cada vez con los relatos de los Reinados de Inglaterra y la invasión de los vikingos, el auge y caída del Reinado de Francia, el Imperio Romano, y la vida de múltiples artistas como Mozart, Bach y Beethoven, quienes influenciaron bastante mi pasión por la música.


¿Por qué Europa y no EE. UU., Asia o Latinoamérica?


Más allá de mi historia personal con el viejo continente, viajar a Europa fue realmente más fácil de lo que esperaba, ya que desde el 2017 existe para Colombia una exención del visado en los países del espacio Schengen, y solo es requerido el pasaporte para ingresar, agregando los siguientes requisitos:

  • Pasaporte válido y vigente

  • Tiquetes aéreos que confirmen el regreso al país de procedencia

  • Justificación del motivo de la estancia prevista

  • Comprobación de medios de subsistencia tanto para la permanencia en los estados miembros del acuerdo como para el regreso

  • No estar reportado en el sistema de alertas de inadmisión emitidas por el Sistema de Información Schengen

  • No ser considerado una amenaza para el orden público, la seguridad interior, la salud pública o las relaciones internacionales de cualquiera de los Estados Miembro

En el caso de Colombia, toda esta información la consigues en este link de la cancillería Colombiana.


Y bueno, aunque los Estados Unidos también son una excelente opción de viaje por sus grandes urbes y sitio emblemáticos, mi pasión por la historia y cultura Europea me sedujeron más por este destino, además, debes contar con que para ir a los Estados Unidos sí debes tramitar la Visa. En el caso de Asia, personalmente, no me llama mucho la atención, no es para mi muy atractiva su cultura, excepto la Japonesa; sin embargo, no dudo que debe ser también una experiencia grandiosa. De Latinoamérica puedo decir que tengo varios viajes pendientes a México, Argentina y Brasil.


La decisión de viajar solo

En un inicio, antes de decidir viajar solo, primero hice un sondeo entre familiares y amigos para ver quien se animaba y me copiaba la aventura, pero al recibir respuestas negativas o sin confirmación, decidí que cumplir este sueño no dependía de si viajaba en compañía o en solitario; así que me di a la tarea de investigar, leer blogs y ver videos de personas que ya habían hecho lo que yo quería hacer, y que contaban al detalle su experiencia. Entonces, tomé nota y me lancé a la aventura en solitario; aunque siendo sincero en realidad nunca estuve solo, en cada ciudad conocí gente maravillosa con la que aún tengo contacto.


¿Y la planeación?


Tranquilo, ya te lo contaré todo detalladamente en el siguiente capítulo del Blog.

283 visualizaciones2 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo